santiago de cuba city .org - Cuna de la Revolucion, Capital del Caribe, Ciudad Heroe

La Conga Santiaguera

La Conga Santiaguera, ritmo contagioso, cadencioso y sobre todo popular. Es un ritmo de comparsa en la que intervienen instrumentos musicales característicos, los que imprescindiblemente deben estar presentes para lograr la sonoridad y rítmica necesaria que le inyecta al cuerpo humano un tipo de adrenalina que le hace mover los pies sin descanso alguno hasta que ella pare.

La Conga con una historia bastante oscura y origen prácticamente desconocido, es para los cubanos un acontecimiento transcendental con un significado muy bien definido. Cuando se menciona la palabra “Conga”, es como si se hubiera dicho !!A GOZAR!!

La conga es la manifestación artística más generalizada en Santiago de Cuba y se dice que fue surgiendo de manera espontánea con el propio desarrollo del carnaval.

El Santo Patrón de la Ciudad de Santiago de Cuba era Santiago Apóstol. En su honor, durante la época colonial, cada 25 de julio se realizaban festividades religiosas que tenían como punto de partida la celebración de una misa en la Catedral. Una vez concluida esta comenzaban las procesiones religiosas por las calles aledañas a la institución clerical. Al término del siglo XVII las autoridades decidieron incorporar a los negros africanos a esta festividad para que también ellos rindieran tributo a Santiago Apóstol.

Fue así como estas celebraciones, en sus inicios de marcado carácter religioso, fueron convirtiéndose en paganas.

En la conga un grupo de tocadores de tambores, campanas, corneta china y otros instrumentos, van arrastrando tras ellos, por kilómetros y kilómetros, a cientos de miles de personas. Es una masa heterogénea que no precisa vestuario ni coreografía y van improvisando estribillos que brotan de la multitud de manera espontánea.

Tradicionalmente las congas se visitan unas a otras, y por cualquier motivo, no necesariamente durante el carnaval, salen a la calle. La partida se produce de sus propias sedes y después de recorrer todo su territorio se unen a otras congas produciéndose lo que se conoce como la invasión, tras la cual va un mar de pueblo.

¿Cómo amar a Santiago de Cuba sin sus congas? ¿Cómo no emocionarse con el toque de tambor y la corneta china? Creo que hay que no haber nacido para no sentir el contagioso ritmo de la Conga, porque aún estando muerto, la Conga Oriental o Conga Santiaguera te hace resucitar.