santiago de cuba city .org - Cuna de la Revolucion, Capital del Caribe, Ciudad Heroe

Parque Baconao

El Parque Baconao es una amplia región situada aproximadamente a 20 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba, su superficie total es de 92.360 hectáreas y se extiende a lo largo de la costa sur de la provincia, hasta penetrar en parte del territorio de Guantánamo.

En 1987, fue declarada Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO, y reconocida como tal por El Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

El Parque Baconao tiene muchos atributos que lo identifican, tanto por su naturaleza indómita como por sus valores arqueológicos, por lo que es dueño de un gran caudal de leyendas y de información vital para el estudio de especies tanto marinas como terrestres.

Fue habitado desde los tiempos de los aborígenes y sus colinas sirvieron de refugio a inmigrantes provenientes de la cercana isla de Haití, los que construyeron en el lugar confortables ranchos para el asentamiento de colonos quienes eran grandes productores de café.

El nombre Baconao proviene de una leyenda local de un niño indígena que vivió en el sur de Cuba durante la etapa Precolombina. La legenda cuenta sobre un árbol mágico llamado Bacona, que le enseñó al indiecito a tocar música usando los caracoles de la laguna, ya que este acostumbraba a sentarse a la sombra del árbol bacona a sacar música de su caracol.

Los habitantes de esta zona quedaron fascinados y pensaban que las habilidades para tocar música de un caracol fueron dadas por el árbol, hecho por el cual empezaron a llamar al niño Baconao.

Un día, el niño salio a dar sus paseos habituales por los alrededores de la villa, y nunca se volvió a saber de él. Con el tiempo la música que producía el niño con sus caracoles se escuchaba en la foresta y los pobladores pensaron que esta magia había quedado en los árboles, y con el paso del tiempo, empezaron a llamar a la zona Baconao.

Las grandes áreas ofrecen diferentes contrastes geográficos tales como terrazas marinas y elevaciones montañosas con una profusa vegetación que la dotan de un sitio inolvidable para estar en contacto con una naturaleza casi virgen.

El desarrollo del parque Baconao se ha basado en el potencial natural de la región y en la creatividad e imaginación del hombre para hacer de este lugar un sitio encantador que no por gusto lo han denominado la Riviera del Caribe.

El parque está lleno de atracciones, así como refugios de vida salvaje y plantaciones de café. Entre ellos podemos mencionar:

La Gran Piedra

La Gran Piedra es un gran bloque de roca de origen volcánico, con unas dimensiones que incluyen 51 metros de largo, 25 de alto y 30 de ancho, con un peso estimado por encima de las 60.000 toneladas. Es posible subir los 459 peldaños de piedra hasta la cima de la roca y pararse a 1.234 metros por encima del nivel del mar para disfrutar una vista panorámica. Se dice que en una noche oscura es posible ver las luces de Jamaica. Y en días despejados y con buena visibilidad se pueden divisar ambas costas de la región oriental.

Valle de la Prehistoria

Baconao Prehistoric Valley

Obra del escultor Dagoberto Ramos quién pobló este encantador sitio de Cuba con réplicas de animales que habitaron la tierra durante la era del periodo Jurasico. En el valle se pueden admirar dinosaurios, brontosaurios, y otras especies confeccionadas a tamaño natural con acero y cemento. En realidad tal parece que los animales estuvieran disecados.

Museo de Ciencias Naturales

Exhibe ejemplares naturalizados de la fauna marina y ornitológica, así como numerosas muestras de minerales típicos de la zona.

Granjita Siboney

Monumento Nacional. Aquí los atacantes al Cuartel Moncada, liderados por Fidel Castro, pasaron la noche anterior al ataque, efectuado el 26 de julio de 1953. En cada una de las estancias hay paneles explicativos sobre ésta y otras acciones revolucionarias, fotografías, uniformes, armas... y un sinfín de recuerdos de aquellos días.

Museo del Transporte Terrestre

La original exposición está confeccionada por más de dos mil quinientas piezas a escala reducida que reflejan el origen de la rueda hasta los más modernos automóviles. Se encuentra por ejemplo la Varria de Cugnot, primer vehículo automotor dotado de caldera de vapor que accionaba los cilindros verticales. Algunas de las piezas son de sólo dos centímetros y la mayoría fueron construidas y donadas por Fermín Hernández Hurtado, un militante comunista español que participó en la lucha contra los agresores fascistas en defensa de la República Española.

Museo de la Imagen

Se muestran aspectos relacionados con la historia y el desarrollo de la radio, la televisión y el cine en nuestro país.

El jardín de cactus

Se exhiben centenares de plantas de este tipo.

Acuario

Con un túnel submarino de 30 metros de profundidad, y un delfinario.

Laguna Baconao

Baconao Park, Tainos Tribe Village

Aquí se puede visitar la reproducción de una villa de la tribu de los Taínos, y disfrutar de un restaurante especializado en mariscos.

El buceo

Parte importante de la gama de ofertas aquí presente pues los arrecifes coralinos muestran un hábitat abundante de peces multicolores que adornan las cálidas aguas del oriente cubano.

Hotel Bucanero

La instalación hotelera más conocida del parque y considerada como una combinación perfecta de montaña y mar.

La casa de Pedro El Cojo

Radica un excelente restaurante de comida criolla. Sus paredes de madera recogen miles de firmas de gran cantidad de sus visitantes